Han pasado dos semanas desde el día que empecé prestando servicios de voluntariado  en el hospital de Good Samaritan Touch ubicado en la calle E. Maxwell. En Good Samaritan Touch trabajan mayormente estudiantes de la escuela de ciencias de salud y terapia física.  El hospital les da una oportunidad para practicar las habilidades que aprendieron en la universidad con miembros de la comunidad que piden sus servicios.  Al mismo tiempo, Good Samaritan Touch presta servicios de salud gratis a los miembros de la comunidad que no se pueden permiten servicios medicales en hospitales normales.  Es una situación en que todos ganan: los estudiantes pueden ganar experiencia en sus propios campos con personas que necesitan su ayuda, y las personas que vienen sacan provecho de los servicios gratis que presta Good Samaritan Touch.  Nosotros cinco estudiantes trabajamos como traductores en el campo de terapia física.  Nosotros traducimos para los pacientes que llegan a recibir tratamiento.  Los pacientes son por la mayoría personas de México que trabajan en lugares donde ganan poca plata.  Las dos mujeres que he ayudado trabajaban en hoteles e hicieron “housekeeping”, como dijeron ellas. 

Nosotros estamos en la sala con el médico y el paciente.  Al principio de una cita, la médica o el médico les pregunta a los pacientes sobre su historia y de su lesión.  Después, el médico examina al paciente, preguntándole si ciertas posiciones del cuerpo les molesta, dependiendo en el tipo de lesión.  Nuestro papel como traductores es ser el “puente” entre el médico y el paciente durante estas conversaciones importantes.  Las palabras y frases que usamos más son “Dolor”, “Relájese”, “estirar”, y partes del cuerpo como la rodilla, el músculo, el cuello, o la espalda (también, dependiendo en el tipo de lesión de que reclaman).  La última cosa que tenemos que hacer, o que los médicos dicen a los pacientes, es el consejo sobre los ejercicios que deben hacer en casa para ayudarles mejorar más rápidamente.  Se los explicamos al final de la cita.

Me encanta ir a prestar servicios de voluntariado en el hospital.  Es una oportunidad para juntar mis tres intereses: la medicina, Español, y el servicio a la comunidad.  Pero como vienen y van los pacientes, no nos da una gran oportunidad para conocer bien a las personas que ayudamos.  Ojalá que eso cambie con el paso de tiempo.    

Views: 27

Comment by Thom Manning on February 29, 2012 at 9:32am

¡Qué maravilla! Exactamente, esto parece una situación perfecta para todos los que están involucrados. ¿Te parece que hay un léxico particular que tú necesitas para interactuar mejor? El habla lo que hago es muy casual, pero tus interacciones con los pacientes parece que sería necesario una mayor especialización, ¿no?

Comment by Rachel Helen Alison on February 29, 2012 at 12:59pm

¡Hola Ariel!  Sí, quiero estudiar la medicina y ser ortopedista.  Por eso, me gustaría trabajar en una clínica de terapia física como tu.  Es increíble que trabajes con cuatro otros estudiantes.  Supongo que la clínica es muy ocupada.  También, dices que tu servicio no te da una oportunidad grande para conocer bien a las personas que ayudas pero por los menos puedes hablar con los pacientes.  En mi servicio, no podemos hablar con los pacientes.  Solo podemos observar y hablar con los interpretes.  Al mismo tiempo, tu servicio es una responsabilidad grande y lo admiro.

Comment

You need to be a member of Classroom 2.0 to add comments!

Join Classroom 2.0

Report

Win at School

Commercial Policy

If you are representing a commercial entity, please see the specific guidelines on your participation.

Badge

Loading…

Follow

Awards:

© 2019   Created by Steve Hargadon.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service