Lee el artículo y comenta sobre la represión actual del español en Estados Unidos (incluso en NY), tomando en cuenta tus experiencias personales y estas dos preguntas:

1) ¿Deberíamos solo hablar inglés en Estados Unidos?

2) ¿No permitir hablar español en Estados Unidos es racista?

https://www.nytimes.com/es/2018/06/23/opinion-espanol-estados-unido...

La represión lingüística del español en Estados Unidos

Por 23 de junio de 2018

CAMBRIDGE, Massachusetts — “Speak English. This is America”. Estas son las palabras con las que un abogado de Manhattan reclamó al dueño de un restaurante para que sus empleados hablaran en inglés, y no en español. Son palabras que condensan una idea arraigada en buena parte de los estadounidenses y que justificó las sospechas de un agente fronterizo, en Montana, para detener a dos mujeres que hablaban en español.

Es la misma idea que llevó a una maestra en Nueva Jersey a decirles a sus estudiantes, que hablaban español, que en Estados Unidos se luchaba por defender el derecho de hablar americano, porque nada hay más natural que darle a una lengua el nombre del país en que se habla.

Las actitudes intolerantes son contagiosas y estos sucesos —irreflexivos y hasta violentos— reflejan que estamos viviendo una escalada de racismo, quizás provocada por el discurso del presidente Donald Trump. En lo que se refiere al español, las ideas e intenciones de Trump quedaron claras desde el inicio de su mandato: con el falso pretexto de su reorganización estructural, se suprimió la versión en español de la página web de la Casa Blanca. Es inevitable ver la alineación de Trump con el movimiento de English Only, que busca el uso excluyente y exclusivo del inglés en Estados Unidos.

Pero la idea del inglés como única lengua de Estados Unidos —y las discriminaciones subsecuentes— no iniciaron con el ascenso de Trump y su atrabiliaria política cultural. Los californios ya las sufrieron hace siglo y medio, cuando la fiebre del oro llevó hacia el Oeste a miles de anglohablantes que utilizaron el idioma como fundamento para reclamar derechos sobre una tierra que no era suya. Y las sufrieron los novomexicanos y texanos a los que hace un siglo se humillaba por hablar mal.

Uno de los casos de represión del español más delirantes en la historia de Estados Unidos fue el promovido desde la escuela Blackwell, en el sur de Texas, a principios del siglo pasado. Los alumnos del instituto habitaban un territorio tradicionalmente hispanohablante, pero el gobierno local quiso que abandonaran totalmente su idioma materno, el español, en beneficio del inglés. Como parte de una estrategia represora, los alumnos se vieron obligados a escribir “We will not speak Spanish” en un papel que debía depositarse en una caja con forma de ataúd. Una vez lleno, se organizó un funeral para “Mr. Spanish” y se ofició un entierro en presencia de toda la escuela.

La historia universal ofrece un amplio muestrario de premeditada represión social sobre determinadas lenguas, de manipulación de su estatus, de prohibición de su uso. Las formas de represión lingüística son muy variadas en sutileza y abarcan desde la coerción cotidiana en las familias o los barrios, hasta la prohibición de enseñar en la escuela alguna lengua.

Puede hablarse de represión lingüística cuando se ordena quemar libros en un idioma, como hicieron las fuerzas soviéticas con obras escritas en estonio en la Universidad Tartu de Estonia en los años cuarenta; cuando se obliga a los niños a cargar piedras por hablar la lengua de su familia, como ocurrió en el País Vasco español durante el franquismo; cuando a los alumnos que no hacen un uso adecuado u oportuno de la lengua debida se les prohíbe ir al baño o se les pega con una regla, como ocurría en Las Cruces, Nuevo México en los años setenta.

Esto ocurre acaso por una idea que se desarrolló durante el romanticismo nacionalista del siglo XIX que iguala lengua y nación. Si en el mundo existen unas seis mil lenguas y unos doscientos países, basta un simple cálculo para entender la ubicuidad del bilingüismo. Por ello, la búsqueda de una correspondencia absoluta entre una nación con una sola lengua solo ha traído tribulaciones a la humanidad: no hay nada más natural en los pueblos del mundo que la coexistencia de lenguas.

Michael J. Sandel, premio princesa de asturias de ciencias sociales de este año, ha reflexionado sobre cómo los derechos individuales no pueden sacrificarse en nombre del bien común. El Estado no debería imponer un modo de vida preferible, sino dejar que los ciudadanos elijan sus valores y fines, sin perjuicio de la libertad de los demás. Y uno de los derechos individuales más arraigados es usar la lengua propia en la comunicación personal. Así lo demuestran los 50 millones de hispanohablantes en Estados Unidos.

Por su parte, el filósofo coreano Byung-Chul Han propone una imagen que bien puede aplicarse a la actual represión del español en ciertos sectores de Estados Unidos: la expulsión de lo distinto. Nuestras sociedades están exhibiendo una veneración tan intensa a lo igual que las lleva a considerar su plenitud solo en lo idéntico: cuando las conductas están unificadas, las ideas se parecen y las lenguas se asemejan. En caso contrario solo cabe una salida: la expulsión. De ahí que muchos de los estadounidenses que exigen el uso público y privado del inglés están reivindicando mucho más que la lengua de un país: están demandando el uso de “la lengua del mundo”, la lengua, por tanto, en la que “todos” deberíamos igualarnos, especialmente los inmigrantes, los otros, los distintos. Aunque se podría observar que los distintos en Estados Unidos tienen la segunda lengua materna más hablada del mundo por número de hablantes, después del mandarín.

No importa la rica y longeva historia hispana de Estados Unidos (en 2016, los hispanos eran el 18 por ciento de la población estadounidense); no importa ser distinto en un país fundado por distintos. En los Estados Unidos de Donald Trump la única consecuencia de la discordancia parece ser la expulsión. Pero el hecho es que la diversidad, especialmente la lingüística, es un factor de identidad que no obliga a la renuncia de proyectos comunes. Por eso la diversidad se tiene que defender en América, en el continente entero.

Views: 274

Replies to This Discussion

   Es una pena en todo el mundo, que en el 2018 todavía exista indiferencias entre persona por un lenguaje. Ha habido muchas circunstancias en la cual hispanos han sido víctimas de ataques verbales por hablar español.  Por ejemplo, el abogado que dijo, “Speak English, This is America”, este tipo de acoso en el que pasan hispanos diariamente en los Estados Unidos. Cuando yo estaba en la escuela secundaria, en mi camino hacia la escuela una mujer se acercó a mi hermana y  y nos dijo que paremos de hablar español porque es una falta de respeto hacia ella. Este momento enseña la ignorancia que personas que solo saben un lenguaje tiene contra otros que son bilingües. El racismo se define como la ideología que defiende la superioridad de una raza frente a las demás, esto me deja entender que en racismo contra un hispano al negarle el derecho de poder hablar el lenguaje que quieran.  

   Una de mis actoras favorita es Rita Moreno, que es latina que habla inglés perfectamente, pero decide hablar con un acento porque está orgullosa de ser hispana. Las personas que tiene una voz publica deberían hablar más de la indiferencia que hay encontró de los hispanos para que se haga algo al respecto. Es una desgracia que la oficina del gobierno de Donald Trump atraído mucho racimo en contra del hispano. El gobierno ha publicado que los hispanos son todos criminales, y esto no es verdad. Los Estado Unidos no tiene un lenguaje principal, esto significa que uno puede hablar el lenguaje que uno desea. Pienso que se no se debería hablar solamente inglés en los estados unidos, porque es un país que fue progresando por muchos migrantes de todas partes del mundo quienes hablan diferentes lenguajes.

Tienes razón todavia hay personas que tratan a las personas diferente solo porque hablan otro lenguaje. Es ignorancia porque aunque tengamos diferentes culturas o hablemos diferentes, somos humanos y tenemos que respetarnos. Pero en opinion situaciones donde un americano le dice a un latino que no hable inglés surge por la manera que los programas de noticias americanos nos clasifican: somos asesinos, queremos robarles los trabajos o como violadores. Para mi esto tiene que ser eliminado porque lo único que causa es violencia.

Estoy de acuerdo contigo, Joanie. El presidente Trump tiene una influencia en la gente quien vive en los Estados Unidos. Desafortunadamente, es negativo en el aspecto que enves que trate de crear unión dentro del país causa más division.  El hecho que alguien sea bilingüe no le está faltando respeto a nadie, al contrario está demostrando lo diverso y lo importante que es conocer la cultura de los demás. A mi, al igual que a ti y a tu hermana, me he enfrentado con personas racistas. Con la frente en alto y con orgullo les respondo que tengo tanto derecho de hablar español así como los demás tienen derecho de hablar inglés.



Los Estados Unidos ha cambiado mucho desde que tenemos de presidente a Donald Trump. El racismo es visto más desde que él ha sido racista en público a demasiada gente de diferentes países. Y no es solo visto de parte del presidente, pero también de los estadunidenses así los inmigrantes. Es muy triste ver qué hora ya ni podemos hablar en español. Yo pienso que no le hacemos daño nadie si nosotros hablamos español. El lenguaje es lo único que nos queda de nuestras raíces 

El presidente nos quiere quitar más que un lenguaje, nos quita la única forma que tenemos para comunicamos a los hispanos. En el español ahí palabras que el inglés no tiene. Para traducirlas tenemos que usar más de una palabra para que entiendan de lo que estamos tratando de decir. Creo que el lenguaje es una parte grande en un hispano, cuando hablamos podemos decir cómo nos sentimos en una forma única. Podemos demostrar amor, coraje, alegría y muchas cosas más con nuestro lenguaje que en ingles no será lo mismo.  

 Yo creo que todos tenemos el derecho de hablar nuestro lenguaje donde quiera que vayamos. No se me hace justo que el presidente quiere que solo se hable inglés en Estados Unidos. Los Estados Unidos es conocido como un país de libertad, pero enseña lo contrario cuando quieren impedir que hablemos nuestro lenguaje. Y creo que será imposible que solo se hable ingles en los estados unidos. Es el que no se puede quitar un día para otro. Ya estamos tan acostumbrados en la forma que hablamos.  

Los hispanos tenemos que luchar para poder seguir hablando nuestro lenguaje. Es lo único que tenemos de nuestros países. No podemos dejar morir nuestras raíces por un presidente racista. No dejemos que nos limiten hablar y expresarnos por el lenguaje que hablamos. Tenemos el derecho de hablar nuestro lenguaje materno sin miedo a ser deportados o criticados por los estadunidenses.   

Desafortunadamente, el racismo siempre ha sido parte de la vida y no creo que habrá algún un tiempo en nuestras vidas o en la siguiente en que no existirá, ni habrá una época por lo cual nos percibiremos como iguales. Dicho esto, no podría estar más de acuerdo con lo que has dicho en lo que respecta al racismo siendo más evidente desde que Donald Trump se ha convertido en Presidente. Lo que es aún más alucinante para mí es que la primera dama Melania también es una inmigrante cuyo idioma nativo no es el inglés, y estoy segura de que a puerta cerrada se siente más cómoda hablando su lengua materna. Sin embargo, tenemos a su marido, Presidente Trump, que disminuye la gente por su capacidad de hablar un idioma extranjero. También estoy de acuerdo en que nuestra habilidad para hablar nuestra lengua materna es lo que nos mantiene conectados con nuestras raíces y nuestro patrimonio.

Estoy de acuerdo contigo Zaira que el racismo ha aumentado desde que tomo cargo de la presidencia Donald Trump. Sabemos que el racismo ha existido desde hace tiempo. Muchos años atrás existía la esclavitud porque personas de cargos en el gobierno promovían eso. Tener un cargo como ser presidente, aquí en los estados unidos es muy importante e influyente. Como ahora el presidente esta promoviendo el racismo abiertamente. Y mucha gente sigue lo que el dice. Las personas racistas están demostrando el odio que tienen hacia inmigrantes y no inmigrantes mexicanos. Aunque no sean indocumentados ni mexicanos ellos caracterizan a todos como inmigrantes por verse hispanos. Hablar español se ha convertido en algo negativo para los racistas que dicen que no debemos hablar otro idioma que no sea inglés. Han habido circunstancias el las cuales personas les han pedido a hispanos no hablar español. Por ejemplo la maestra que le dijo a su estudiante que hable “americano”. Un señor que le pidió a el jefe de un restaurante que les digas a sus trabajadores que no hablen español.   Estoy de acuerdo contigo en que tenemos que luchar y seguir hablando español y cualquier otro idioma porque nos hace lo que somos y es parte de nuestra cultura y música. 

También estoy de acuerdo contigo que los Estados Unidos ha cambiado mucho desde que tenemos a Donald Trump como presidente. Creo firmemente que todos tienen el derecho de hablar el idioma que quieran y no solo el inglés. Este es un país donde está lleno de diferentes culturas y es maravilloso que haya muchos idiomas diferentes que se hablan aquí. En mi opinión, nunca dejaría de hablar español por lo que piensan los demás. Para mí es una bendición poder hablar ambos idiomas porque me ha ayudado mucho durante mi vida.  

Hola Zaira. En realidad, esto del racismo y la manera en como nos tratan por hablar español, no proviene desde que Trump se hizo presidente por Dios. Ya de igual el vino a empeorar la situación, ya de por si ha habido ese problema siempre, nada más que se está viendo más notorio aún. No se nace siendo racista, tiene que ver en parte el núcleo en donde uno creció, la educación del hogar. Como nos formaron nuestros padres. La sociedad en los Estados Unidos encargándose de hacer menos a cada persona que llega sin saber ingles y solo le que hablar su idioma porque si no saben inglés, ¿cuál otra lengua hablaría?

     El español en Estados Unidos es uno de los idiomas más hablado en el país. Me parece muy injusto la reacción de personas que exigen no hablar en espanol. Especialmente la reacción radical de la escuela Blackwell al exigir a los estudiantes de “enterrar” sus raíces. El daño emocional y psicológico que pueden sufrir esos estudiantes es una falta de respeto hacia ellos y a sus padres. Limitar su uso de su lenguaje nativo es causar un conflicto interno a cada niño, un estrés innecesario.

     En EE.UU. no se debería nada más hablar inglés porque este país no tiene un idioma designado como idioma principal. Y por esa razón no pueden legalmente exigir el uso de solo el inglés como idioma nacional. Al no permitir el uso de espanol, y negarle a alguien expresarse en su idioma nativo es una forma de opresión – la definición de racismo. Yo personalmente me he enfrentado con personas quienes no están de acuerdo con el uso del español, pero esas mismas personas no encuentran problemas con idiomas de Europa.

     El racismo en EE.UU siempre ha existido, muchos salieron a la luz por el presidente Trump. Los racistas se sienten respaldados por el propio presidente quien él mismo está promoviendo el racismo al tratar de eliminar el espanol. Si alguna persona se siente incómodo por escuchar a alguien hablar en su idioma nativo, eso demuestra la falta de educación histórica del como EE.UU. llegó a ser. Por inmigración de personas de todo el mundo, quienes al venir trajeron su cultura tanto como sus idiomas distintas y bellas.




Es triste que los hispanos en los Estados Unidos están pasando por acosos y son reprimidos por hablar español. Tienes muchas razones en que las personas que se le obliga a enterrar sus raíces los afecta mentalmente y eso es un crimen racista. Muchos hispanos por ataques racista le crecen un temor y muchos no quisiera ni salirse sus. Es verdad que a el presidente Trump llegar a la oficina muchos americanos han sido más racista en los años previos. Pero uno con hispano no podemos quejarnos de los que está sucediendo hoy en día si no tomaron un tiempo para ir a votar. Hay que entender que los Estados Unidos, es un país que el voto es lo que cuenta y al no votar uno es víctimas de nuestras propias decisiones.  

En mi opinión, no debería solo hablar inglés en Estados Unidos. No creo que muchas gentes necesitan solo hablar inglés a vivir aquí. Los Estados Unidos es similar que un crisol de diferentes gentes. Hay muchas gentes desde países diferente que viven aquí y lo llama sus hogares. Lo es una patria de inmigrantes y un sitio donde gente diferente comparten sus cultura y lengua. El artículo discute sobre la opinión de racista gente en Estados Unidos quien creen que “Hable inglés. Este es Estados Unidos”. Sin embargo, este es no verdad. Es importante recuerde que todos en Estados Unidos es una inmigrante y nadie tiene el derecho a ordenar gente a hablar solo inglés en Estados Unidos.

 

Sobre todo, creo que no permitir hablar español en Estados Unidos es racista.  Racismo significa un sentimiento de rechazo hacia las razas distintas a la propia. La acción de no permitiendo alguien hablar en su lengua nativo es racista y está considerado racismo. Es no solo gente de linaje español que no están permitiendo hablar su lengua. Gente de islámico, chino, africano y más son no están permitiendo hablar sus lenguas porque el racismo que todavía existe en este país. Este es no justo y nosotros necesitamos una cambia. El presidente Trump ha creado el ideal de patriotismo en que forma gente creen que inglés es el solo lenguaje hablado en Estados Unidos. Sin embargo, español es la segunda lengua mas usado en este país. La tercera lengua comúnmente hablado es chino. Después de es filipino, vietnamita y mas. Los Estados Unidos no tiene una oficial lengua por eso gente no debería ser racista sobre la lengua que otras personas hablen.

 

Estoy de acuerdo con tu declaración sobre el presidente, Donald Trump. Él ha contribuido a crear una sociedad en la que es aceptable hablar en inglés, pero no en otros idiomas. Este punto de vista hace que la gente crea que para ser estadounidense, solo se puede hablar en inglés. No obstante, como mencionaste, nuestro país es un crisol de personas, culturas e idiomas diferentes. Por lo tanto, la gente en este país debe sentirse libre y segura para hablar su propio idioma.

RSS

Report

Win at School

Commercial Policy

If you are representing a commercial entity, please see the specific guidelines on your participation.

Badge

Loading…

Follow

Awards:

© 2019   Created by Steve Hargadon.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service